Los 3 consejos claves para el ahorro de tu restaurante y ver resultados rápidos


Rapiboy | 3 Consejos claves para ahorrar en tu restaurante

Los 3 consejos claves para el ahorro de tu restaurante y ver resultados rápidos

El problema de muchos establecimientos gastronómicos es que se cuenta con mercadería paralizada, en stock y representa un gasto o sencillamente se realizan prácticas que no ayudan a ahorrar en tu presupuesto.

¿Te ocurre? Si es así, has llegado al lugar indicado. En este artículo vamos a contarte ideas claves que te van a ayudar a ahorrar costos en tu restaurante.

Podrás implementarlas ahora mismo y empezarás a ver resultados rápidamente. ¿Por qué? Sencillo. 

Se trata de acciones y prácticas que tendrán un importante impacto en tu balance final y optimizará tus ingresos y egresos al final de cada mes.

Lo mejor de todo es que verás más ahorro a final de año. Esfuérzate en invertir correctamente y a ahorrar cuando tengas la oportunidad.

Estas 3 ideas simples de implementar reducirán el costo de los alimentos que utilizas en tu restaurante sin sacrificar su calidad.

A partir de estas sugerencias, verás cómo a fin de mes tienes un ahorro considerable en tus ingresos o ganancias que podrás reinvertir en otras acciones que terminen en más ventas o llenando las mesas de tu negocio de gastronomía.

¿Qué estás esperando? Presta atención a nuestras tres grandes ideas que te ayudarán a ahorrar en costos que probablemente nunca consideraste. 

 

#1 Haz un informe de dólares descendente

Debes listar de arriba hacia abajo los productos más costosos que utilizas en tu negocio. Esto te ayudará a hacer foco en aquellos productos que te demandan más dinero.

En esta caso podrás sustituir aquellos productos muy costosos por otro de igual calidad, pero más económico. Es importante aquí hacer hincapié en que la calidad deberá ser igual o mejor, pero más barato.

 

¡Importante! 

Nunca deberás sacrificar la calidad por el precio. Si el nuevo producto no es mejor y más económico, no debes de cambiarlo. ¡No vale la pena!

De esta manera estarás ahorrando 50 o 100 dólares al mes o más, sencillamente identificando esos productos que te generan un gran costo y pueden reemplazarse.

Es clave poder llegar a un acuerdo o negociar con tu proveedor de productos, para poder hacer compras en cantidad y así ahorrar aún más en la compra de un determinado producto o insumo.

 

#2 Haz un acuerdo con un proveedor principal

Se trata de una de las acciones más importantes que debes pactar con tu proveedor para ahorrar tiempo y dinero.

Lo común y recurrente es que cada vez que necesites hacer compras te pongas a pedir listas de precios a diferentes proveedores locales y elegir el más conveniente, y tener un importante estrés, claro.

Sin embargo esto lleva mucho tiempo y dinero y no es redituable para tu restaurante si lo que buscas es optimizar todos los recursos en tu negocio.

Una interesante y conveniente propuesta que debes hacerle al mejor proveedor que tengas es que te garantice un excelente precio para los productos y tú le garantizarás lealtad.

Comprarle a un mismo proveedor siempre es lo ideal porque te evitará el dolor de cabeza de estar comparando y solicitando presupuestos, corroborando disponibilidad, entrega inmediata y muchos contratiempos más.

Negociar el mejor precio con el proveedor de productos y materia prima es la clave aquí para poder obtener la tranquilidad y eficacia que estás buscando para ahorrar en tu restaurante. 

¡Inténtalo y mira cómo tu tiempo comienza a rendir más para poder realizar tareas más importantes y así ser más eficiente!

 

#3 Reduce tu inventario

Puede sonar obvio o evidente que tener poco inventario es lo que se debe hacer. Pero no siempre sucede.

De hecho gran cantidad de restaurantes tienen cantidades enormes de mercadería en sus estantes que no utilizan y que están allí desde hace mucho tiempo.

Esto representa no solo dinero paralizado, sino productos que se pierden, expiran o se descomponen teniendo la posibilidad de comprarlos únicamente cuando es necesario.

Pero entonces, ¿qué representa toda esa mercadería en tus estanterías? ¡Simple! Dinero que no está ingresando a tu restaurante y a tu bolsillo.

Es por ello que te proponemos reducir tu inventario al máximo y así evitar que ese dinero intangible siga allí, pudiéndose transformar en ventas concretas más adelante.

Esos pocos dólares que has ahorrado al comprar un bidón de muchos litros de un determinado producto, salsa o aceite no valdrán nada si los tienes estancados y sin uso por tres o cuatro meses.

¡Sé inteligente con tu restaurante y tus empleados de la cocina! Si ellos saben que al acabarse un frasco chico de salsa, la cuidarán más sabiendo que al acabarse deberán salir a comprar otra, en lugar de usarla sin medida porque saben que tendrán litros y litros en tu estantería de stock.

Ese dinero que ahorras puedes invertirlo en marketing para restaurantes, publicidad, en atraer nuevos clientes o potenciar tus ventas. 

 

Enfócate en tu propio restaurante

Nuestra recomendación es que analices muy bien tus recetas, la forma de trabajar de tu equipo y así poder identificar la mejor manera de ahorrar dinero en tu comercio gastronómico.

Saber el movimiento, consumo y uso de los recursos te va a permitir analizar e identificar mejores proveedores, precios atractivos y el momento justo de renovar tu stock sin tener mercadería estancada.

No pierdas más el tiempo y empieza por aplicar estos tres tips que parten de tus recursos en el restaurante y te ayudan a hacer más eficiente su utilización. 

¡Comienza ahora y mira los resultados a corto plazo!

Volver

Blogs Relacionados