3 reglas simples para vivir en el negocio del restaurante


🥇3 Reglas simples para vivir del negocio de los restaurantes

Posiblemente llegaste aquí porque buscas opiniones, experiencias y buenas prácticas para el rubro de la gastronomía. Tenemos una buena noticia para tí. ¡Podemos ayudarte!

¿Estás comenzando en el negocio de los restaurantes? ¿Buscas conocer las mejores prácticas del mundo de la gastronomía o locales de comida?

De seguro te servirán estos tips, pensados para hacer más eficiente el rendimiento de tu negocio desde el primer momento. Presta atención a las experiencias y sugerencias que apuntan a mejorar tu rendimiento comercial.

De la experiencia hacia las buenas prácticas

Uno de nuestros asociados, que tenía un local de comida, nos relató que tuvo que cerrar su comercio a los 5 meses de haber abierto.

Y esto se debió a que notaba que tenía gastos grandes destinados a solucionar problemas vinculados con la cocina y su funcionamiento, especialmente su lavadero, cañerías tapadas y caños estropeados por restos de basura que se filtraba.

La empresa, que tenía platos temáticos, elegidos especialmente por un chef francés, se frustró al tener que cesar sus actividades por la cantidad de gastos que tenía extra. Otro local asociado nos comentó que su negocio duró un año y tuvo que vender todo y cerrar porque los clientes no consumían lo suficiente, o porque elegían platos rápidos, económicos y no era redituable.

Conversando con nosotros pudimos conocer que la información que tenían para que el consumidor pueda elegir (en la carta, carteles y hasta en los medios sociales) era insuficiente, motivo por el cual las personas no lograban entender qué platos eran los recomendados, cómo estaban compuestos y cuál era el más delicioso y recomendado por la casa.

Como te comentamos a continuación, hay prácticas y recomendaciones que vamos a revelarte para que puedas evitar problemas similares a nuestros partners y puedas estar en el negocio de tu restaurante tranquilo, de manera inteligente y con resultados óptimos.

Hemos analizado y clasificado las reglas más importantes que todo empresario gastronómico debe tener presente al momento de encarar un proyecto de este tipo que no puedes desconocer.

¡Ahorrarás tiempo y dinero durante los próximos meses con nuestras recomendaciones!

Prever para ahorrar

Una de las cosas más prevenibles y caras con las que tendrás problemas al abrir tu nuevo restaurante o local de comidas va a ser la fontanería, ya sea desagües obstruidos, agua acumulada, olor a aguas residuales en tu local, moscas de la fruta, martillos neumáticos haciendo ruido en la calle, goteras en el techo y más.

Estas experiencias de seguro te ocurrieron y se pueden prevenir. Son miedos que siempre tenemos al momento de comenzar este tipo de negocios. Por ello te presentamos tres reglas que deberás seguir desde el comienzo de tu negocio, para evitar cualquier tipo de contratiempos.

Regla #1: la solución para tus cañerías

La primera regla que te presentamos es la cerradura de drenaje, como te mostramos en la imagen a continuación:

Este accesorio será la solución a futuros problemas de tuberías tapadas, drenajes rebalsados y plomería en general. Es un dispositivo que puede atornillarse y no puede ser removido manualmente, lo que te garantizará que nada pase por allí más que agua.

Cualquier plomero te dirá que en una cadena de restaurantes, lo que generalmente obstruye las cañerías son los restos de comida que se filtran por allí cuando se lavan los platos. Pero con este accesorio, ¡ya no volverás a tener este problema! es la solución que deberás implementar al momento de montar tu negocio porque te evitará costos y gastos futuros innecesarios.

Como te adelantamos al comienzo, se tratan de problemas evitables y para que esto suceda, es importante que alguien con experiencia, en este caso nosotros, te lo cuente para que puedas tomar cartas en el asunto y que tu cadena de restaurante o local gastronómico funcione a la perfección.

¡Ahórrate cientos de dólares al año implementando este recurso que será la solución!

6 beneficios de utilizar cerraduras de drenaje en tu cocina

  1. Evita dañar las conexiones en las tuberías.

  2. Evita obstrucciones y disminuye los gastos de plomería en tu restaurante.

  3. Reduce los residuos sólidos que pasan por allí.

  4. Evita que trapos y bolsas flotantes bloqueen las tuberías.

  5. Piensa en la responsabilidad social empresaria (RSE): evita el bloqueo en áreas comunes o líneas principales de la ciudad y multas de la misma.

  6. ¡Sé ecofriendly!

Regla #2: La importancia de encontrar la locación adecuada y preparada

Muchos clientes nos expresan la importancia de la infraestructura a la hora de montar un restaurante o un bar: el lugar debe haber sido un espacio gastronómico previamente para evitar problemas o gastos futuros.

Pero... ¿Por qué? Es muy sencillo. Uno de los aspectos más importantes de la cocina del restaurante es la campana extractora de humo y olores, para mantener un espacio de trabajo saludable.

Las principales funciones de un extractor en toda cocina de restaurante son:

  • Elimina los humos que se generan durante el uso de la cocina frente a la propia fuente de esos humos,

  • Elimina el exceso de aire caliente que genera la cocción e introduce aire limpio y fresco,

  • Elimina las acumulaciones de monóxido de carbono que se producen y evita que se generen combustiones no deseadas durante toda cocción y uso de estos artefactos.

  • El movimiento de aire que produce el extractor genera sensación de comodidad en el personal de la cocina y evita el efecto de poco confort.

¡Recuerda que una mala elección en la extracción podría traerte problemas como la invasión de humo, polvo y olores!

Entonces el reto que tienes al momento de montar tu local gastronómico es pensar bien qué campana extractora comprarás. Aquí te brindamos algunas recomendaciones:

  • Ancho de la campana: la misma debe ser de al menos el tamaño de la zona de cocción, es decir de la cocina que has comprado para tu restaurante. Siempre recomendamos que sea al menos un poco más anchas.

  • La potencia de la campana: siempre debe estipularse en términos de los metros que puede cubrir, para que su fuerza alcance a quitar todo el humo, olores y más.Para que te des cuenta, te brindamos una fórmula muy útil: la potencia tiene que ser el producto de multiplicar el número de metros cuadrados de tu cocina por la altura de la misma; todo esto debe ser multiplicado por 12 revoluciones por hora. ¡Y listo!

Regla #3: dales a tus clientes lo que quieren, de la manera que lo quieren

Posiblemente tu comida es excelente. El sabor, ingredientes, receta y hasta la elaboración sean muy especiales. Pero si el cliente no encuentra lo que busca, como lo está buscando, no servirá de nada esa gran calidad del producto.

Algunas falencias que pueden desdibujar esa excelente calidad en los platos son:

  • Menú incompleto, mal detallado o inexistente: si no tienes una carta, si está mal impresa o si los detalles de cada plato son escasos, será un problema para ti. El cliente se enojará, tendrá que llamar al mesero más de una vez y comenzará a perder su buen humor y ya no mirará a tu comercio con buenos ojos.

  • Utilizar palabras que no representan al plato que estás vendiendo tampoco suma: el cliente no entenderá lo que vendes, y por ende no lo comprará. Debes facilitarle la elección, sugerir el plato que tengas que sugerir pero jamás expresar de manera incorrecta o equivocada el plato o ingredientes usados.

Es importante que recuerdes que el cliente no es tonto e ignorante. Conoce de comida, conoce de gustos y sabe lo que quiere. ¡Justamente por ello es que debes darle lo que busca, o alguna alternativa!

Para conocer qué es lo que tus clientes quieren o buscan, debes hablar con ellos. Para ello siéntate con ellos, con un extraño a conversar, pregúntales, interactúa. Entender lo que quieren te ayudará a organizar mejor tu menú, disponer los platos, bebidas y sugerencias de la mejor manera para que cada persona que busque, encuentre lo que quiera.

Acércate a ellos, envíales una encuesta de satisfacción, estate presente en tu local gastronómico para escucharlos y saber sus gustos y costumbres.

Si no lo haces, los clientes siempre elegirán el plato más económico, sencillo y rápido, porque preferirán “ir a lo seguro” y no tener problemas con los ingredientes, cocción o el precio.

Implementa estas recomendaciones, céntrate en tus clientes y verás resultados rápido y sin complicaciones. ¡Te deseamos mucha suerte!

Volver

Blogs Relacionados