Cómo contabilizar el servicio de mensajería en tu negocio


Así es como puedes contabilizar el servicio de mensajería bien!  Contabiliza el servicio de mensajería correctamente en tus balances para lograr el éxito

Hoy la pandemia de seguro hizo que tu negocio haya cambiado, ocasionando que debas cerrar temporalmente tus puertas y de seguro algunas pérdidas de dinero debido a costos fijos, el personal contratado y más.

Lograr llegar al punto de equilibrio es todo un desafío hoy, porque los clientes no pueden llegar a tu negocio físicamente y muchas veces hacer las entregas puede costarte muy caro debido a la inoperancia de las empresas de logística o la falta de optimización de este proceso por tratarse de una tarea que es ajena al core de tu comercio.

Sin embargo para aprovechar el cambio en el mundo entero respecto a cómo manejar el negocio en épocas de COVID-19, es importante abrirte a nuevas oportunidades y posibilidades dentro de los límites que tu negocio te permita.

¿Sabías que debes registrar en tus balances todos los costos como el de la mensajería? Muchas veces, como el gasto del delivery corre por cuenta del cliente, omitimos asentarlo en nuestros registros contables, pero es un error, ya que implica un gasto para ti que debes contabilizar.

¿Cerraste tu comercio y estás teniendo pérdidas por no poder recibir el caudal de clientes que tenías antes? Debido al coronavirus, ahora si pudiste abrir parcialmente tu comercio, seguro no recuperaste el total de clientes que solías tener por los protocolos de salud e higiene impuestos por el Gobierno.

¿Te quedaste sin opciones para hacer llegar las compras a tus clientes y así encontrar la vuelta para poder seguir vendiendo? Es importante que sumes a tus actuales servicios del negocio, la posibilidad de enviar por mensajería lo que el consumidor requiera. ¿Necesitas hacer entregas a domicilio? Nosotros entregamos los productos, tú céntrate en venderlos.

La importancia de contabilizar la mensajería en tu balance

Como mencionamos anteriormente, en esta época especial que todo el mundo está atravesando es importante que ajustes y registres todos tus gastos y movimientos de dinero, para que puedas sumar beneficios tanto para ti como para tus clientes, considerando ajustar toda tu caja en momentos duros como este para que puedas seguir funcionando incluso añadiendo el servicio de mensajería en tu negocio.

 Aquí la clave es siempre contabilizar este costo que tienes al trasladar tus ventas presenciales a online: la mensajería. La cual estará a cargo del cliente para que tú no asumas un gasto que te generará pérdidas.

Debes registrar el gasto del servicio de mensajería en tus balances siempre, por lo que tendrás que acomodar tus registros contables siempre para evitar que los gastos sobrepasen tus ingresos y tengas pérdida de dinero. 

Recuerda que no debes absorber tú esos costos, sino trasladárselos a tu cliente para que este pueda abonarlo junto a la financiación que le ofrezcas al momento de hacer la compra. En este caso, se tratará de montos más reducidos, a la vista más “accesibles” e incrementarán tus posibilidades de convertir esta venta en algo real.

Por ello te presentamos un claro ejemplo donde a través del manejo eficiente de la información de manera visual podrás aplicar lo que te mencionamos en el párrafo anterior, logrando así potenciar las transacciones y aumentar las ventas en tu negocio o ecommerce. ¡Sigue estos consejos y notarás que es posible!

Un caso de ejemplo sencillo

Por ello vamos a ilustrarte con un ejemplo cómo contabilizar el servicio de mensajería en tus balances y así poder contar con registro de todo lo que ingrese y egrese de tu negocio:

Si vendes productos para el hogar en línea es muy probable que tu intención sea llegar a cualquier provincia o región. Para ello precisarás de un servicio de mensajería, que se encargue de entregar la compra por ti y así hacerte más fácil la cuestión logística.

Si vendiste un juego de sillas a $16000 y tu proveedor de mensajería te cobra por cada envío $6000, deberás saber que ese costo de entrega tendrá que correr a cargo del comprador, porque si no estarás teniendo pérdidas.

Aquí la mejor estrategia es poder incluir ese costo de envío al comprador y “camuflarlo” con la financiación que tu ecommerce tenga para el consumidor, haciendo que si debe pagar un total de $22000, le sea más fácil poder pagarlo en 10 cuotas de $1833.3 y no en un solo pago, donde se verá que estás sumando expresamente el costo de la entrega.

Con esto no te estamos diciendo que omitas decirle que el servicio de mensajería correrá por su parte, sino que a la vista, sea más persuasivo 12 cuotas de $1833.3 (que es más fácil de poder pagar mes a mes) que un solo pago de $22000, por ejemplo.

Se trata de una suspicacia a la hora de mostrar la información en tu sistema de ecommerce que te ayudará a disimular el tan odiado costo de envío que el usuario deberá costear para poder recibir la compra.

¡La solución está a un clic!

Accede de manera gratuita a nuestro sistema de logística y distribución para poder entregar cualquier producto, compra, o traslado de manera segura, eficiente y optimizada, haciendo que se haga eficiente el costo del mismo, pero también los tiempos que llevará hacer la entrega final de la compra.

En Rapiboy tenemos todo lo necesario para optimizar la entrega de tus ventas a los clientes, con el cuidado y protocolo de higiene y seguridad requerido por las actuales condiciones de salud que estamos viviendo.

¡Esperamos completes nuestro formulario para empezar a incrementar tus ventas! Estamos para ayudarte y hacer más fácil la logística de tu negocio. ¡Contáctanos!

Volver

Blogs Relacionados