4 tips importantes que debes saber sobre el costo de tus alimentos


🥇Como sacar porcentaje de costo sobre el precio de venta

¿Deseas conocer el verdadero costo de los alimentos que vendes en tu restaurante? ¿No sabes cómo calcular ese valor? Sabemos que se trata de uno de los costos más importantes al momento de realizar una inversión.

Si eres dueño de un restaurante y te preguntas todo esto, ¡has llegado al post indicado!

Aquí te contaremos cómo calcular dicho valor, qué es lo más importante  a tener en cuenta y cómo llegar al porcentaje de ese costo teniendo en cuenta el período de tiempo y las compras realizadas.

El costo de los alimentos es una de las cosas que más importan en la industria de la gastronomía. 

¡Presta atención a estas recomendaciones que hemos apuntado para tí, para que tengas una visión mucho más amplia y consciente de tus gastos, costos y formas de entender el negocio que estás llevando adelante!

#1 El costo de un producto de tu menú

Llegar a este valor siempre es complejo, principalmente porque no sabemos qué costos y gastos considerar o cómo ser precisos con el cálculo. Pero no desesperes. ¡Es muy fácil hacerlo!

El costo de un producto de tu carta representa el costo dividido por el precio de venta. Tan simple como eso y no necesitas de más números para llegar a ese porcentaje.

Pero, ¿hay alguna fórmula o plantilla que se pueda utilizar para calcular este costo? Lo mejor que podemos recomendarte es que lo hagas en una hoja de papel. 

Te mostramos un ejemplo para obtener este porcentaje. Si tu plato costó 20 dólares en ser preparado y el precio de venta es de 30 dólares, el mismo será de 0,66%.

Con ese valor ya puedes conocer el verdadero costo de tu plato, sin complicaciones y siguiendo la fórmula sencilla que te proporcionamos.

Es sencillo y no requiere de grandes cálculos complejos. No busques una ficha realizada en hojas de cálculo predefinidas o recursos que hagan de tus números un mar de costos e importes. ¡Sé sencillo porque menos es más!

Muchas veces no conoces el costo de cada ítem de tu menú simplemente porque no sabemos cómo calcularlo, o porque estamos esperando un software “mágico” que ayude o cómo llegar al verdadero valor.

¡Es fácil! Simplemente dirígete a los comprobantes de compra y aplica la sencilla fórmula para encontrar este tan preciado costo. ¡No te compliques demasiado!

#2 Diferencia entre costo de un producto y el costo de un período

El costo de un período puede ser por semana, por mes, por semestre o por año. Básicamente es la misma fórmula que en el punto anterior, pero en vez de usar el costo dividido el precio de venta, vamos a utilizar el total de compras para ese período, dividido por el total de ventas para ese mismo período

Lo importante aquí es que cuando hablemos del costo de la comida, estarás tomando las compras de comida dividido por las ventas de comida, no por el total de ventas. ¡Recuerda este punto siempre!

También recuerda que las espátulas, batidoras y todos tus accesorios no están incluídos en este cálculo, porque se trata de un costo de comida exclusivamente.

Si quisieras calcular el costo de licores, deberás considerar las compras de licores; lo mismo sucederá con los costos de vinos y más, para un período de tiempo específico.

Ahora, de seguro te estarás preguntando, ¿qué sucede con los cálculos de tiempo si hay vacaciones, días festivos, fines de semana o días no laborables? ¡Aquí te lo explicaremos!

Los dueños de restaurantes comienzan a hacer cálculos de inventarios. Esta operación también es muy simple: inventario inicial + compras - inventario final = inventario actual.

Luego divides el inventario actual por las ventas, para obtener el costo correcto de venta de tus productos o platos.

Entonces, para conocer cuál fue el costo de tus productos vendidos o el costo de tu comida en un mes, deberás tomar el costo de tu inventario inicial más todas tus compras, luego sacas el valor de tu inventario final para saber tu inventario actual. ¡Muy sencillo de calcular!

Cuánta cantidad de producto has usado en ese mes, luego dividirás tu inventario actual por el mes, por las ventas del mes para tener mayor precisión del valor de la comida por un período (en este caso de un mes).

¡Importante! Recuerda siempre utilizar este sistema de cálculo sencillo por al menos tres o seis meses, para hacer un balance de los picos que puedas tener en este período de ventas.

Existen software como clickBACON, que te permite hacer cálculos continuos para tí, sin tener que llevar registros en archivos u hojas de cálculo que pueden extraviarse.

Te recomendamos este programa si buscas tener un control detallado, constante y preciso de tus costos, como así también ser ordenado con los gastos y estadísticas que generan en el período de tiempo que elijas tomar: por mes, semestre, año y mucho más.

#3 No incluyas el costo de mano de obra o las ganancias

Como mencionamos anteriormente, venimos hablando de costos de comida, por lo tanto no debes añadir ni considerar los costos de trabajo que represente la fabricación u obtención de tus productos, ni tampoco las utilidades.

¡Solo estamos calculando los costos de la comida! Esto está relacionado directamente con tu volumen. 

Si tienes época de mucho trabajo o de poco trabajo, los costos de los productos vendidos deberían permanecer igual y sin variación.

Por lo general pensamos que tener más trabajo o actividad demandada puede reducir ciertos gastos o aumentar nuestras ganancias. Pero lo correcto debería ser que los costos de tus productos vendidos no deberían variar por esto.

El volumen fijo pueden ser muchas cosas, pero el volumen no debería fijar costos de productos vendidos. ¡Recuérdalo! 

No pienses que el volumen de trabajo va a reducir tus gastos. Quizás puedas reducir algunos mínimamente como los residuos o cosas así.

4# El margen es más importante

El margen o la contribución en efectivo son más importantes que los porcentajes. Por ejemplo, si tienes dos productos en tu menú y uno es el 25% del costo de la comida y el otro representa un 50% del costo de ese plato, es normal pensar que se deben vender más de los productos que equivalen un 25% al costo del plato.

Pero no siempre tomes las decisiones de compra o venta pensando en el costo de los productos vendidos solamente. Considera siempre el margen o la contribución en efectivo también.

Esperamos que estas recomendaciones te sirvan y puedas comenzar a hacer el cálculo de los costos de tus productos de manera sencilla, práctica y completamente eficiente para que puedas ver tus números más fácilmente.

Volver

Blogs Relacionados